viernes, 25 de junio de 2021

El secreto de la cocina azul de los abuelos (Valencia oculta# 6)

 

Típica cocina azul de la zona mediterránea. 



Callejero ¿Cuántas son las veces que entras en la cocina a lo largo del día ? ¿En esas veces te has percatado cual es el color que predomina en ella? Tal vez no te hayas dado cuenta, o tal vez sí pero la mayoría de las cocinas antiguas eran - o son - de color azul. Pero un azul de un tono muy característico en ocasiones era un azul pálido tirando a gris, en otras un tono turquesa que se veía tal vez azul brillante o verdoso.  

Tradicional cocina de azulejería valenciana de tonos turquesas
en una casa alquería de Alboraya


Es muy probable que si tienes unos cuantos años encima, hayas visto en casa de tus abuelos, o tal vez en tu casa de la infancia ese color en la cocina. O te haya sorprendido en casa de un familiar o amigo. Y es que en la antigüedad y hasta hace 60 años atrás las cocinas eran todas de este color. 

Modelos de cocinas azules urbana y rústica

El motivo de este color, es prácticamente el mismo de porque se pintaban las puertas y ventanas de azul. Para protegerse. El color azul siempre ha estado asociado a la creencia que espantaba a los demonios, a las brujas y otros seres malignos que rondaban por las calles a la espera de entrar en las casas. Pero que también podían entrar por las chimeneas de las cocinas o por sus ventanas. A parte de que la cocina era un lugar donde se hacía fuego, y que mejor que evitar la desgracia de un incendio, que representar a su contrario, el agua, con el color azul. Además que este color refrescaría el ambiente, pues en el pasado no existían esos potentes extractores de cocina que tenemos hoy en día, y que nuestra cómoda vitrocerámica no era más que una especie de estufa de carbón sobre la cual se ponían los pucheros a calentar. El calor del fuego llenaría el aire junto a la mezcla de olores que daría agobio a las personas que estuvieran ante los fogones. Siendo el azul un color refrescante y calmante para la mente. 

Pero lejos de esas creencias esotéricas existía una más científica y es que para pintar los muros de tapial de las casas los valencianos utilizaban cal, y también en esa cal la mezclaban con polvo de azurita machacada, un carbono de cobre, que cuando se juntaba con aglutinantes oleosos, se producía oleato de cobre, un fungicida ligeramente tóxico para esos pequeños depredadores como son las moscas, mosquitos y otros pequeños bichillos incomodos en la cocina. 

Cocina de estuco azul de una antigua casa valenciana

Con el tiempo esa azurita, varió y se convirtió en un polvo azul que se comercializaba en droguerías y ultramarinos con el fin de blanquear la ropa. Pero que fue utilizado para mezclarlo con la pintura blanca con la que se "encalaba" las paredes de la casa. Conocido con el nombre de "azulete" y que había que tocar con cuidado, si no quería uno acabar tintado de ese color, que como hemos dicho mas arriba, no solo era para la fachada por protección mágica, sino también la cocina para evitar que se acercaran los insectos por el olor. 

Azulete que podemos encontrar en algún armario en casa de los abuelos. 

 
Con la evolución arquitectónica y la moda de aplicar azulejos de suelo a techo en cocinas, que antaño solo eran utilizados para el paño del fregadero o del fogón, pues se decantaron por ponerlos de este color. Color que en cocinas eran los los azulejos, y en otras los muebles. Como bien hemos visto en las cocinas de nuestros abuelos. 

Típicos armarios azules de cocina de la década de los 60

Característica cocina turquesa de una localidad valenciana

Cocina rústica de azulejería azul

Este año en 2021, las tendencias de decoración traen de vuelta la moda de las antiguas cocinas azules, y si tu callejero te has decantado por este color para tu nueva cocina, ya sabes de donde proviene su origen y el secreto de porque todas las cocinas tienen algo de azul. 

Cocina rustica azul de obra actual 

Moderna cocina con el característico tono azulado. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario