miércoles, 1 de septiembre de 2021

Valentia, el plano de la ciudad romana. (El plano de Valencia#1)

 

La ciudad con un puerto fluvial y el circo romano. En el centro el forum. 

En el año 138 a.C, siendo cónsul romano Décimo Junio Bruto repartió unas tierras a los valientes soldados que se habían licenciado de las guerras lusitanas. Ese primer asentamiento se saben algunas cosas de él, dado a que los arqueólogos valencianos han hallado restos de un antiguo campamento.

Valentia fue rápidamente prosperando y acuñó hasta su propia moneda. Pero tuvo la desgracia de ser destruida en el año 75 a.C debido a la guerra entre Sertorio y Pompeyo. Una contienda bastante sangrienta por los restos que se han ido descubriendo en las excavaciones arqueológicas por el corazón de la ciudad.

Nuestra recién nacida ciudad, quedó abandonada durante cincuenta años. Con el tiempo y ya entrados en el siglo I d.C. Valentia se había recuperado y volvió a prosperar con nuevos habitantes romanos, edificación de lugares como el foro o el circo. Junto al importante puerto fluvial.

En el siglo III, al igual que el resto del Imperio Romano, Valentia sufrió una crisis que la llevó a la decadencia, empequeñeciéndose poco a poco, pues los habitantes abandonaban la urbe y se iban concentrando en su centro los que quedaban, a fin de poder protegerse. Esa fue la Valencia protocristiana, la que vivió, muy a su pesar, San Vicente acabando torturado en sus calles en el año 304.

No sería hasta el siglo IV, con las primeras invasiones de los pueblos germánicos y con el vacío de la administración imperial. La iglesia asumió el poder de la ciudad y los edificios paganos empezaron a reutilizarse como templos cristianos.

Con la llegada del obispo Justiniano, Valentia experimentó una recuperación. La invasión bizantina del sudeste de España en 554, tuvo un valor estratégico dónde se ubicaron militares visigodos fortificando el antiguo circo romano.

Con la marcha de los bizantinos, Valentia se sumió en una etapa oscura, de la que apenas existe documentación.

1 comentario: