martes, 28 de julio de 2020

Nazaret, resucitará.


Visión actual de como está la zona.
Captura de Googlemaps

Cocoteros, este barrio de Valencia tendrá todos servicios públicos a menos de 15 minutos andando. Lo mismo con los barrios vecinos de Moreras y Residencial Sur.

Ubicado en Nazaret, es una zona de Valencia que está muy afectada por el puerto y la separación con la ciudad, con la cual solo está conectada por el puente de Astilleros. Quedando abandonada en el mapa. Pronto esta zona tendrá una unificación de paisaje, dotaciones públicas, tráfico…

Las antiguas casas de Cocoteros fueron abandonadas por sus habitantes, ahora es un lugar muy degradado, con mucha inseguridad, y venta de drogas.

Se construirán cuatro edificios de viviendas de cuatro plantas cada una de ellas, de forma perpendicular, para poder tener visión a la desembocadura de rio Turia.

Se conservará el edificio de la antigua estación, para algún fin público además de añadir plazas y zonas de ajardinamiento.

En el barrio de Moreras, se construirá un nuevo mercado más grande. Liberando la plaza donde está el mercado actual, y conectando la calle Mayor con plaza de la Iglesia y del Cristo.

Finalmente, en Residenciales Sur, de ubicaran las vivienda expropiadas por la ZAL - zona de actuaciones logísticas – que hace bastante tiempo que están pendientes por hacer. además de un gran número de viviendas de protección pública.

Logrando así una mejor imagen de esta zona de la ciudad de Valencia.


Visión de cómo podría quedar la zona en un futuro. 


sábado, 25 de julio de 2020

El día que nació Valencia (El Plano de Valencia#)

Valentina, la que posee valor. 
Desde que era adolescente que me gustaba escribir historias. Relatos al estilo de las Leyendas de Bécquer, cuentos y quimeras producto de mi imaginación, en busca de dotar de forma e imagen a una vaga idea etérea que iba flotando por mi mente, provocada por la inspiración de cualquier cosa, en cualquier momento. 

Con el tiempo dejé de escribir estos "caprichos" literarios para centrarme en escribir artículos históricos o artísticos relacionados con mis estudios. Pero después de mucho pensar mientras callejeaba por Valencia, y después de encontrar en el fondo de un cajón aquel texto que le escribí a mi amada ciudad, llegué a una conclusión. ¿Que día naciste, mi amada Valencia?

Si vosotros al igual que yo, habéis estudiado latín e historia sabréis que la ciudad de Roma se fundó un 21 de abril del año 735 a.C. Pero nosotros los valencianos lo único que sabemos sobre la fundación de Valencia es que según los Annales Maximi, el historiador Tito Livo nos cuenta que la ciudad de Valentia fue fundada en el año 138 a.C por el cónsul romano Décimo Junio Bruto Galaico, quién tras haber licenciado a sus tropas de las campañas lusitanias contra el famoso Viritato, en recompensa al valor de estos hombres, les otorgó unas tierras en el levante de Hispania.

Un territorio que se encontraba en una isla fluvial, cerca de la desembocadura del río Tyris. Un lugar sumamente estratégico porque por ahí pasaba la Vía Augusta y podían controlas las cuatro antiguas y fieles ciudades ibéricas: Arse, Edeta, Saetabis y Dianium. (Sagunto, Liria, Xàtiva y Denia, respectivamente.)

Así que sabemos el año y el motivo por la que fue fundada la ciudad de Valencia. ¡Incluso se ha encontrado el pozo fundacional de la ciudad! Pero... ¿Qué día nació Valencia? Eso eso es algo que no sabremos hasta que quizás surja algún hallazgo arqueológico nuevo. 

Pero como amante de las leyendas que soy, para mi eso no es problema. ¿Por qué no crear una nueva, aunque sea una mera fantasía anacrónica? 

Callejero en este lugar he escrito diversas leyendas surgidas del colectivo de los antiguos valencianos, pero hoy voy a crear mi propia leyenda. Un simple cuento para olvidarse del calor del verano y que quiero compartir con todos vosotros y... ¡Quien sabe, dentro de 1000 años puede que mis palabras sean tomadas como una leyenda fidedigna! 

 ¡Disfrutadla!





En ocasiones mientras recorro el casco antiguo haciendo fotos, tengo una labor secreta: encontrar el día perfecto para "celebrar" el cumpleaños de Valencia.

Su origen es romano y si seguimos las costumbres romanas, nuestros antepasados lo consultaban todo en libros u oráculos para buscar el día correcto para fundar una ciudad, construir un templo o incluso para ir a la guerra. Pero... ¿ A dónde podría ir yo, a consultar el día para la fundación soñada de mi ciudad? 

Mientras me hacía esta pregunta iba recorriendo la ciudad, pisando su oscura piel de asfalto y me repetía una y otra vez como un mantra ... Valencia, Balansiya, Valentia ¿Que día naciste?

En ese preciso momento, Valencia me contestó. Quizás fue el sol, quizás sería cierto que la ciudad me habló. Fuese lo que fuese, mis pasos me llevaron a un cabo del cual tirar. ¡La lápida que se encentra en el centro de la plaza de la Virgen y su inscripción!



Me detuve en el que antes llamaban corazón de la ciudad y leí traduciendo las primeras palabras que allí yacen esculpidas en la piedra:

« En el año 616 desde la fundación de Roma, en el año 138 a.C. El cónsul Décimo Junio Bruto, a los que habían luchado en Hispania en tiempos de Viriato dio campos y una ciudad fortificada que se llamó Valentia. »

Fije la vista en la palabra labrada de VALENTIA y recordé lo que hace mucho tiempo me contó mi profesor de latín. Que los nombres de las ciudades romanas se formaban con la raíz -ntia y se les añadía palabras como: poder, vigor, valor, favor...

En nuestro caso los soldados que lucharon valerosos contra Viriato, quisieron conmemorar eternamente esa valentía y decidieron tomar el verbo Valens -valor- añadiendo la fórmula del -ntia quedando así el nombre romano de Valentia, el cual vendría a significar "la Ciudad de los Valientes" o "La que posee valor".

Quizás en el momento en que invocaron a los dioses para consultarles respondiera Virtus, la deidad de la valentía y de la fortaleza militar. Quizás en su honor tomaron el nombre de Valentia.

Pero actualmente nuestra ciudad no es pagana, sino cristiana, y no hay un augur, ni oráculo que consultar, para ello tenemos que consultar el santoral para imponer nombre, porque ese es el estilo de los viejos cristianos, poner el nombre del santo del día.

Así que como desconocía el día o festividad en que consultaron los augures romanos a sus dioses, decidí buscar un nombre en el santoral que se le pareciera y cuál fue mi sorpresa. ¡Aparece un nombre y además femenino! muy similar al de nuestra ciudad: Valentina.

Valentina cuyo significado es la mujer valerosa o la que posee valor. Además su origen procede del latín del verbo Valens - valor - la misma raíz etimológica que el nombre de la ciudad. Seguí leyendo sobre ese nombre. El banco fresco de la Casa Vestuario invitaba a reposar la lectura...

« Este nombre posee ciertas cualidades: Valentina es una mujer de carácter
 decidido, valiente, que llama la atención y su estrella brilla con luz propia.»

Ya es bien sabido que desde tiempos antiguos Valencia fue anhelada por muchos.


« Valentina odia las mentiras y las falsedades, la lealtad y 

la fidelidad forman parte de su esencia como persona.» 

De igual manera la ciudad de Valencia fue dos veces leal.


« Valentina es una mujer dispuesta y voluntariosa, 
siempre quiere ayudar a los demás.»


Valencia siempre ha estado para aquellos que venían de fuera, muchos extranjeros fueron acogidos por ella y les ayudó a prosperar y buscar una vida mejor.

« Valentina es una mujer demasiado perfeccionista.»

¡Y que decir de Valencia, desde siempre fue la ciudad perfecta e ideal!

« Valentina es una mujer que necesita que la quieran constantemente.»

Valencia fue esa ciudad nupcial, dos veces desposada: por el Cid de Castilla y por Jaime de Aragón. Ambos la amaron, la veneraron y la agasajaron como un enamorado hace a su amada. 


Ahora que tenía su nombre, solo faltaba localizar su onomástica en el calendario y fue entonces cuando surgió de mi "delirio anacrónico" una fecha: 25 de julio de 138.a.C 

¡El día que se fundó Valentia!
¡El día que nació mi ciudad!


Si lo pensamos, no es un mal día, en pleno verano con el calorcito dan ganas de celebrar fiestas. ¿Por qué no celebrar la fundación de una ciudad? De esta ciudad femenina con el nombre de princesa guerrera, porque Valencia es una ciudad guerrera, una ciudad que ha luchado y ha sobrevivido a todas las épocas, fue pagana, sultana y beta. Activa, vanguardista y atrevida. 

Una ciudad de aquellos valientes antepasados que comenzaron a escribir la crónica "valentina" y fueron desarrollando esta hermosa ciudad creativa, trabajadora, apasionada y entusiasta que tanto ha crecido y que tanto amo.

Valencianos, amante de las leyendas populares y paganas, id al corazón de la ciudad, visitad la Almoina y a vuestro pareced presentar vuestros respetos a Valencia, en su día especial soñado. 

Esto tan solo es un cuento, una quimera surgida de la imaginación de una chica que juega a ser juglar, pero quién sabe... quizás dentro de muchos siglos el cuento se convierta en leyenda, la leyenda en mito... y el mito siempre es un forma bonita de relatar la historia. 

Tal vez dentro de muchos siglos, hoy se celebre el 25 de julio como el día que nació nuestra ciudad.