martes, 10 de agosto de 2021

LA OSA MAYOR EN VALENCIA Y LA TEORIA DE GILABERT

                   


Estamos a 10 de agosto, la mañana ha sido calurosa y ahora el frescor de la noche invita a salir al exterior. Es una noche perfecta, pues es la de San Lorenzo. Momento en que nuestros ojos se elevan al firmamento para buscar una de esas estrellas fugaces - lágrimas - para pedir un deseo. 

Callejero no se hasta que punto sabes de astronomía, pero seguro que sabes reconocer la constelación de la Osa Mayor en el cielo. Pero lo que tal vez no sepas es que sobre la tierra que estas pisando se encuentra reflejada. Es que sobre el plano de la ciudad de Valencia está representa esta constelación. 

La colocación de las estrellas sobre la ciudad.
Elaboración propia 


Tal vez sea una simple coincidencia que con un poco de imaginación alguna mente esotérica de algún astrólogo lo haya descubierto y difundido por las calles. Pero lo cierto es que está ahí, tan solo hay que unir de cierta manera, algunos de los edificios  más representativos de Valencia, para poder dibujarla sobre el mapa. ¿ Curioso no?


Constelación de la Osa Mayor. 


Plano de Valencia con los edificios marcados. 

Los edificios que conforman el plano de la constelación son los siguientes: Escuelas Pías, Lonja de la Seda, San Nicolás, Palacio de la Generalitat, Miguelete, Palacio Arzobispal, San Juan del Hospital, Convento de Santo Domingo, Torres de Serranos y Torres de Quart. 

Este hecho tan curioso hizo que se despertara mi imaginación y creara esta historia, este cuento de verano que os dejo a continuación. Disfrutadlo. 



LA TEORIA DE GILABERT Y LAS ESTRELLAS 


Un día durante un largo paseo por la ciudad me enteré que en sus calles aparece la Osa Mayor, marcada por unos edificios. Es por eso que intenté como historiadora del Arte que soy, buscar una relación que podría tener estos edificios entre si. Ya fuera el estilo arquitectónico, alguna marca de cantero representativa o el año de construcción. 

Así que me fui a visitarlo uno por uno por orden cronológico, apuntando en el cuaderno que siempre llevo encima, algunos datos interesante, en un intento de desentrañar el secreto. 

Iglesia de San Juan del Hospital
Construcción: 1255 - 1316
Arquitecto: Desconocido.



El Miguelete
Construcción: 1381-1429
Arquitectos: Andrés Juliá, Pere Balaguer.

                           
Torres de Serranos 
Construcción: 1392- 1398
Arquitecto: Pere Balaguer


Torres de Quart
Construcción: 1441 – 1460
Arquitectos: Pere Bonfill, Francesc Baldomar, Pere Compte.


 
Palacio de la Generalitat
         Construcción: 1421- 1656
      Arquitecto: Pere Compte

Convento de Santo Domingo
Construcción: 1439 - 1755
Arquitectos: Francesc Baldomar, Pere Compte, Antonio Gilabert
                           
Palacio Arzobispal
Construcción: 1463
Arquitecto: Francesc Baldomar 

Iglesia de San Nicolás de Bari
Construcción: 1476
Arquitectos: Pere Compte

La Lonja de la Seda
Construcción: 1498 - 1548
Arquitecto: Pere Compte

Escuelas Pías de Valencia
Construcción: 1767-1771
Arquitecto: Antonio Gilabert

Después de visitarlos todos y hojear las páginas del cuaderno. Di con la clave. ¡Eran los arquitectos! Estos diez edificios ya fueran construidos en tu totalidad o parcialmente tienen en común la mano de obra de estos hombres: Andrés Julia, Pere Bonfill, Francesc Baldomar, Pere Compte, Pere Balaguer y, por supuesto Antonio Gilabert.

El primero de todos es San Juan del Hospital, la iglesia más antigua de Valencia. Cuando te adentras en ella puedes ser cómo se ha detenido el tiempo, como si viajaras a la Edad Media. Un edificio de origen románico y como tal de autor desconocido. Así que, aunque es una de las estrellas, no podemos hacer nada más con ella.

El siguiente arquitecto, es Andrés Julia. A quien tal vez se le ocurrió algo para honrar a la Virgen de la Estrella, patrona de su Tortosa natal, por eso decidió dibujar una gran constelación sobre la ciudad en la que él ahora vivía. Se decantaría por la Osa Mayor, la reina de estas figuras estelares.De este hombre lo único que se sabe es que era de Tortosa, comenzó la construcción del Miguelete y murió en 1381. Finalmente, después de 33 años de parón de obras, la torre la acabó Pere Balaguer. Quién en homenaje a una posible amistad con Julià decidió difundir el secreto entre los mejores arquitectos de la ciudad.

¿Llegaron a conocerse ambos hombres? Pere Balaguer nació en 1335 y murió en 1424. Viviendo unos longevos 89 años en plena época medieval. Diez años antes, cuando contaba con 79 años decidió concluir las obras de la torre campanario de la Catedral de Valencia.

Con estos datos podemos suponer que ambos arquitectos podían bien haber coincidido algún día y tener conversaciones. Andrés Julià desde 1356 a 1369 había sido Maestro de Obras en la Sala Capitular de la Catedral, dónde hoy en día se conserva el Santo Grial. Suponiendo que en aquella época tuviera 30 años para tener tal puesto de responsabilidad, podríamos calcular hipotéticamente que el arquitecto tortosí nació aproximadamente en el año 1326.

Con este cálculo, podríamos decir que tenía 55 años cuando murió en 1381. Año en que Pere Balaguer contaría con una edad de 46 años. Así pues, con menos de una década de diferencia sería muy probable que ambos tuvieran conversaciones sobre la construcción de la torre y otros temas profanos como el de la representación de las estrellas sobre la ciudad de Valencia.

De esta manera marcamos el Miguelete con otra estrella.

El siguiente monumento se trata de las Torres de Quart. Fueron terminadas por Pere Bonfill en 1493. Si este fue el cabeza de obras, tendría una respetable edad para el puesto y para la época así que le calcularemos hipotéticamente alrededor de 45 años. Por lo tanto, usando esa fecha, Bonfill nacería en el año 1448 aproximadamente. Habían pasado 23 años desde que Pere Balaguer había fallecido en 1424. Por lo tanto, Bonfill no pudo haber aprendido el secreto de las estrellas por este arquitecto.

Sería a través de Francesc Baldomar como conocería el secreto. Baldomar sabemos que vivió entre 1395 y 1476. 81 años disfrutados en la época dorada de Valencia. El siglo XV, siglo en el cual en Valencia se edificarían importantes edificios y este sería uno de los arquitectos estrella.

En 1437, con 42 años, trabajó en el Convento de Santo Domingo. Edificaría junto a Bonfill las Torres de Quart, comenzando en 1441 con 46 años y terminándolas en 1476, cuando contaba con 81 y la muerte le sobrevino.

A los 68 años, en 1463 haría el Palacio Arzobispal de Valencia, y en 1470 con 75 años trabajaría como maestro en la construcción de la Lonja de la Seda. Cuando Pere Balaguer murió en 1424, Baldomar contaba con 52 años, por lo tanto, es probable que ambos arquitectos se hubieran encontrado y comentado el tema de las estrellas. Por otro lado, cuando Bonfill naciera – hipotéticamente en 1448 – Baldomar tendría 53 y cuando murió con 81 años, Bonfill contaría con 28. Tal vez el joven arquitecto hablara con el veterano en búsqueda de consejo y fuera Baldomar quién le revelaría la posición de los astros. De esta manera marcamos con una estrella las Torres de Quart.

En este punto recapitulemos. Julia y Balaguer se conocieron. Balaguer y Bonfill no llegaron a ser coetáneos, pero sí lo fueron Bonfill y Baldomar, quien lo fue a su vez de Balaguer. Así cerramos un eslabón de arquitectos para abrir otro.

El siguiente arquitecto es el famoso Pere Compte. Quien nació en 1430 y murió en el año 1506. Recorrió la ciudad durante 76 años. ¿Quién le contaría el tema de la constelación en el plano de Valencia?

Tal vez fuera el propio Bonfill 18 años menor que Compte. Cuando el arquitecto de las Torres de Quart falleciera en “1493” con los supuestos 45 años. Compte tenía 63 y por lo tanto es probable que hubieran coincidido por la ciudad y parado hablar sobre temas constructivos, profanos y divinos.

De esta manera estos cinco arquitectos estaban conectados entre ellos y sus obras, pero faltaba un sexto, que a simple vista desbarataba todo el plan, Antonio Gilabert nacido en 1716. Eran 210 años que lo separaban de la muerte de Pere Compte en 1506.

¿Quién fue este hombre ? Antonio Gilabert fue un arquitecto del siglo XVIII que hizo diversas obras por toda la ciudad de Valencia. El cual entre los años 1767 y 1771 construyendo las Escuelas Pías de Valencia. Siendo este edificio la última estrella de nuestro plano. Antonio Gilabert fue alumno de Tomás Vicente Tosca y Mascó, conocido como "El Padre Tosca". Un religioso matemático, físico, cartógrafo, teólogo, filosofo, ingeniero... y ¡astrónomo!

Me imagino al joven Gilabert aburrido en la clases de Tosca, mientras escucha a su maestro hablar de ese plano que había trazado con tanta perfección en 1704 y tanta fama había conseguido o tal vez sobre la posición de las estrellas en el firmamento. 

Antonio se sabía de memoria la historia de la construcción de esos antiguos edificios de la ciudad, que durante las clases le habían estado explicando con todo lujo de detalles. Después de la materia de arquitectura, tendría astronomía y más tarde cartografía. La jornada se le hacía pesada, por eso sentado en los último bandos del aula intentaba distraerse de alguna manera, garabateando con la pluma las constelaciones que había aprendido. El pliego de papel se había llenado de tinta y al darle la vuelta encontró una copia del plano de la ciudad que su maestro, con tanto espero había dibujado. Unas gotas de tintan habían traspasado el papel marcando algunos de los edificios, los puntos que representan las estrellas en la Osa Mayor.

Fue pensando en la historia de esos edificios que eran marcados con los puntos negros, en sus arquitectos, en su construcción y con cuidado los iba uniendo con una raya fina. Eran arquitectos estelares. Faltaba uno de los puntos que caía en un solar de la ciudad. Solar que años más tarde el mismo buscaría para construir una escuela. 

Una quimera se formó en su mente. Sonrió doblando el pliego de papel, cuando fuera a la taberna les contaría la historia del plano y la constelación de la Osa Mayor a sus amigos.

 


Y así surgió lo que yo he llamado en este cuento la "Teoria de Gilabert". 
Lo inventara él, u otra persona. Sueño o verdad, lo cierto es que se halla en la ciudad.

                                                      ¡Feliz Verano a todos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario