viernes, 3 de abril de 2020

Cruz de Benifaraig (Cruces de Término#3)

AVISO: La redacción de estos artículos se realizaron durante la epidemia del COVID-19. Están tipo "novelados" imitando un antiguo cuaderno de un viajero del tiempo. Para entretenimiento de un grupo de amigos de Puçol y dedicados a ellos. 


Año de Nuestro Señor 2020, primer día del mes de abril.

Como dice el dicho “Abril aguas mil” El amanecer ha llegado pasado por agua, estaba lloviendo desde esta madrugada. Por lo menos la cama del hostal estaba seca y caliente. El desayuno aromático y la confitura de fresas sobre el pan caliente ayudaba a recuperar las fuerzas.

Extiendo el mapa sobre la encimera de madera de la taberna y el hombre de al lado gruñe por lo bajo cuando le golpeo el brazo y hago que derrame un sorbo de su cerveza por encima. Sale corriendo a la zona de letrinas a lavarse. El miedo a la epidemia aún sigue por las calles.

Llamo la atención del tabernero, no sin antes colocarme de nuevo el cubrebocas sobre mi rostro, y le pregunto amablemente la distancia que hay entre Almàssera y Benifaraig donde se halla la siguiente cruz y parada de mi peregrinaje.

Entrecierra los ojos en una actitud meditabunda mientras rebusca debajo de su mandil, sacando ante mí un pequeño aparatito plano de forma rectangular. Creo que es una cajita pues tiene la parte superior como de cristal. Le veo golpear la tapa con la yema de los dedos y por obra de magia aparece una imagen de una mujer bonita con un niño pequeño entre los brazos. Vuelve a tocar y aparece un mapa de colores que con los dedos va cambiándolo de forma.

Me dice que queda bastante lejos para ir andando, y que además tengo que atravesar el barranco del Carraixet. Le digo que es imposible pues necesito ir hoy hasta allí. Me insiste en que espere un rato en su taberna hasta que llegue su cuñado. El me llevará en su vehículo hasta el pueblo de Carpesa, allí podré ir a pie o si no ir en algún transporte.

Con la llegada de la hora del Ángelus ha hecho su presencia el cuñado del tabernero por la puerta y me dispongo a hablar con él.

Me he presentado y contado mi encomienda de ir visitando las cruces de término, me ha hado una buena nueva, de que no solo me llevará hasta el mismo Benigarig sino que podrá dejarme en Massarrojos. En donde hay otra cruz de término que me interesa.

Me asusto del carro de metal de este hombre, es muy grande nunca he visto uno así. Me dice que se llama furgoneta y me hace esconderme en la parte trasera entre unas cajas, pues la guardia ha prohibido que con la epidemia se pueda ir dos personas o más juntas en un solo vehículo.

El extraño carruaje comienza a moverse, apenas traquetea y se oye el sonido de esos potentes caballos. El hombre me dice que tiene 90 caballos, a lo que pienso que deben ser muy pequeños para que quepan dentro de ese cofre de metal.

Mi siento sobre una caja de madera vacía, el resto están llenas de frutas y me pongo a mirar a través de ese vidrio que se llena de gotitas de agua por la lluvia cada vez más fuerte.

A los pocos minutos me avisa que estamos en Benifarig, un pequeño pueblo de calles desiertas, así que el hombre del carro de metal también saca ese pequeño aparato, una brújula extraña y mira donde hallar la cruz del pueblo.

Al poco rato a detenido el vehículo en el cruce que hace la calle de Santísima Cruz con la de Bonrepós. Me dice que tengo de tiempo lo que tarda en consumirse un pequeño canuto oloroso que enciende como un incienso, aunque no de tan agradable olor.

Como llueve mucho, reniego de bajar del vehículo caliente. Saco el pliego de papel y esbozo un dibujo. La cruz es muy simple y fácil de captar a través del cristal empañado.
Como es costumbre añado al dibujo una descripción de lo que veo:

Ilustración: Isabel Balensiya
Se alza un fuste sobre tres gradas circulares, sobre la vara de piedra se apoya directamente la cruz trilobulada. Un adorno hecho con bolas unidas de tres en tres. En el centro una inscripción de números que pude ver, después de volver a limpiar el cristal empañado con la manga: 21 de marzo de 1913 y 22 de julio de 1939. Benifaraig.

La primera fecha es cuando se construyó la cruz, una vez que el pueblo pasara en 1900 a pertenecer a Valencia como una pedanía más. La otra de la reconstrucción desde aquella guerra.


Mi compañero me avisa, se acaba el tiempo, nos tenemos que ir. Mi compañero me avisa, se acabó el tiempo, nos tenemos que ir. Me persigno y me guardo el papel entre mis ropas. El vehículo arranca y voy viendo cómo se aleja la cruz. Nos acercamos a Massarrojos, pero mientras descansaré un poco.



-----------------------------------------------------------

COMENTARIOS DE LOS AMIGOS DEL GRUPO CLUB DE HISTORIA DE PUÇOL
1 de abril 2020. Capitulo: Benifaraig.

Sabin: Gran historia, Isabel... Impaciente por leer la de Massarrojos

Ximo: De gran originalidad e ingenio este tour que nos presenta Isabel, ademas de una amplia documentacion sobre las cruces que hay que agradecerte.

Elena: me encanta, gracias.

Enriqueta: Bravo,bravo!!!Y la entrega poco va poco. Me imagino una gran novela cuando esté toda acabada. Genial

Chimo Collado: Bravo Isabel ,mi gracias.

Mari Carmen: Vaya compi me encanta como narras el recorrido, voy viéndolo. Q Arte

+34 653 ** ** ** Me gusta lo que estás haciendo para ser más amena esta cuarentena.

Rosa Ruiz: Chulísimo Isabel

Paqui: Muchas gracias. Bona nit


María Jesús: Muy interesante. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario