miércoles, 1 de noviembre de 2017

El Eucalipto del Cementerio de Valencia. (Árboles Extraordinarios


El eucalipto de la entrada del cementerio.
Fotografía Isabel Balensiya. 


JESÚS
Camí Real

Callejero quizás en una de tus visitas al cementerio de Valencia, hayas oído un leve murmullo que te haya hecho estremecer el alma... tranquilo que no son las voces de los muertos que moran en esos muros que se levantan a tu alrededor. Mira más arriba de ellos y podrás admirar un gran árbol en una de las entradas a la necrópolis.

Se trata de un ejemplar de Eucalipto blanco o común (Eucalyptus globulus). Este árbol es originario de Australia, - donde podemos encontrar hasta 700 especies distintas - pero gracias a su rápido crecimiento se extendió por todo el mundo para utilizar su madera para la industria papelera.

Es una especie perenne de porte recto, que puede sobrepasar los 60 metros de altura. Es fácil identificarlos por su característica corteza de color marrón clarito que se desprende a tiras, que deja marcas grises en la corteza inferior con un tacto más liso. Sus hojas son alargadas de color que varían desde un gris a un verde azulado que contienen un aceite esencial, con un olor balsámico con propiedades curativas, lo podemos utilizar como desinfectante natural y para despejar las vías respiratorias.

Aborigen australiano haciendo sonar el didqeridoo
Sin duda es un árbol que tiene mas beneficios que maleficios, pero cuentan que donde es plantado no crece nada más ya que con sus poderosas raíces va succionando toda el agua y nutrientes de la tierra para alimentarse, además de que crece muy rápidamente en relación a otros árboles. Pero hoy en día de Todos los Santos, no es momento para hablar de botánica, sino de historias de ánimas y la de este árbol tiene algo que ver con el dia de hoy: Cuenta la leyenda que en el origen de los tiempos, había un grupo de aborígenes australianos buscando leña para hacer una fogata para claentarse antes de que cayera la noche y mientras se afanaban en recolectar la leña en el bosque, empezaron a escuchar un extraño sonido. El miedo les hizo detenerse y salir corriendo, pensando que eran espíritus de muertos y seres malignos que les susurraban para espantarlos, pero comprendieron los que allí se quedaron intrigados, que ese sonido era un tanto agradable, y observando las ramas de eucalipto se percataron que el sonido era del viento que se filtraba a través del tronco de un eucalipto que estaba ahuecado por las termitas. Esta anécdota dio origen al didqeridoo, un largo instrumento de viento hecho de madera, que se utiliza en ritos antiguos para conectarse con los espíritus de los antepasados. 

Ubicación en el mapa 


Todas las entradas de los árboles extraordinarios de Valencia, se las dedico a mi abuela, quien me enseñó la afición por la jardinería, y el gusto por los árboles contándome las historias y nombre de todos ellos junto el de las flores. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario